miércoles, 4 de mayo de 2011

MANUELA

Manuela.....no me puedo quitar este nombre de la cabeza, es compañera de curso de mi hijo pequeño, tendrá 10 años, fue su novia por períodos los últimos dos años, ahora se q no se hablaban, así son los niños, hoy me he enterado q falleció su papa en un accidente de transito, no puedo dejar de pensar en ello, en la vida q se va de una persona joven, en la madre q queda, y en los niños, es q es todo espantoso, q decir a tus hijos cuando ni tu mima sabes q pensar, como decirlo, no es algo q se pueda buscar un momento adecuado, es q lo hay?, no poder estar todo lo mal q quisiera por los niños y al mismo tiempo, no saber q es lo q se les cruza por la mente, el llanto es lo único q se puede percibir, y lo demás? porq seguro q hay mas,, como afrontar el mañana, es q es imposible de imaginar una situación mas fea, ver sufrir a tus hijos, y no poder hacer nada para remediarlo, además del dolor propio, creo q estoy dando vueltas sobre lo mismo, a veces, no se, creo q es un poco injusto, la verdad no se ni q pensar, la muerte no me gusta, mas bien me asusta, y`pienso y no puedo hacer nada, por esa niña, nada..

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que pena.
La muerte no entiende de lógicas ni respeta nada.

Besos.

Ojosnegros dijo...

Pero por su madre sí, y es como si lo hicieses por ella.
Quizás necesite hablar, o no, no lo sé, pero seguro está hundida.
Para esa niña será una pérdida irrecuperable que seguramente marcará toda su vida.
Un abrazo.

Sidrina dijo...

Tremendo creo que poco se pueda hacer salvo abrazar y estar cerquita.
Un abrazo muy fuerte

Edu dijo...

Queda apoyar a esa familia, un poco de amor no les vendría mal.
Saludos, Edu

MAR dijo...

Me parece terrible, un día estamos vivos y al otro día ya no más en piel.
Sì podemos hacer algo todos y es mandarle buena energìa.
Mi abrazo para ti y para Manuela aunque no nos lea.
mar

Pilar dijo...

Siempre puedes hacer algo, y tú sabras como hacerlo, seguro.

Un abrazo, soy consciente de que nacemos para morir pero qué cruel es a veces.

Aldabra dijo...

Pobre hombre, pobre niña y pobre mujer. Esas “muertes robadas” (yo les llamo así) siempre marcan mucho y son difíciles de superar. Nadie está preparado para una muerte por sorpresa.

Respecto al pasado, Eva, recuerda que si vuelve es porque nosotros le dejamos. Si no quieres que vuelva, no le dejes paso.

Biquiños.